Comprar fundas para plastificadoras de papel baratas

Cathedral - Láminas (150 micras, 100 unidades, A4)

Después de adquirir una plastificadora lo que tendremos que hacer para comenzar a utilizarla será realizar la compra de fundas de papel con las que procederemos al proceso de plastificado. Con ellas podemos plastificar todo aquello que queramos sin límites en cuanto a dimensiones dentro de las medidas que soporte nuestra máquina. Los formatos principales son fundas para plastificadoras de formato A3 y A4, entre las que podemos encontrar una amplia variedad de modelos.

¿Qué funda comprar? Aspectos a tener en cuenta

Lo primero de todo, asegurémonos de qué capacidad tiene nuestra plastificadora, dado que eso nos indicará si nos tenemos que conformar con las fundas A4 o si podemos llegar a usar las A3. Una vez comprobado esto podremos fijarnos en el grosor, en la cantidad de micras que acepta nuestra máquina para hacer los plastificados.

Es frecuente que la mayoría de plastificadoras sigan unos estándares respecto a la capacidad que permiten introducir en cuanto a micras, pero siempre viene bien asegurarse por si acaso. El rango habitual se suele mover entre las 80 micras (aunque cada vez es más habitual ver modelos de 75 micras) hasta las 200 micras, si bien es cierto que la medida estándar suele estar por debajo de esta cifra.

plastificando

Tendremos que elegir un grosor u otro en base a lo que vayamos a plastificar. Por ejemplo, en el caso de plastificar documentos que sean de un gran tamaño, como los que usan la superficie del formato A3 en su totalidad, lo más conveniente que podemos hacer es recurrir a un nivel de micras reducido. Pero si lo que tenemos pensado plastificar es un carné o una postal que queremos conservar durante más tiempo protegida, podremos optar por un micrado que sea superior.

Así mismo, es importante elegir si el acabado que nos interesa será mate o brillo. El mate es más simple, pero no produce ningún tipo de reflejo, mientras que con el brillo la superficie luce de una forma más atractiva. Por lo general el estándar es el brillo.

Las mejores fundas A3 resistentes y baratas

Estas son las fundas de plastificado de mayor tamaño del mercado y cubrirán todas las necesidades que tengamos sin ningún tipo de excepción. No es necesario que vayamos a imprimir un documento de formato A3 para utilizarlas, sino que las podemos usar con flexibilidad siempre y cuando no sea de unas dimensiones mayores.

Pueden encontrarse disponibles tanto en modelo de brillo como en mate, dependiendo la decisión entre una versión y otra en base a la finalidad que le vayamos a dar al plastificado. Por ejemplo, aunque el brillo suele ser la opción más estándar y la que mejor nos viene, hay ocasiones en las que el mate también podrá ser útil. En este caso lo utilizaremos cuando no queramos crear efecto de reflejo en la funda una vez plastificado el documento.

Así mismo, hay que tener en cuenta las micras, que representan el grosor de la funda, la compatibilidad con plastificadoras, aunque suele ser habitual que se ofrezca un rango máximo en la mayoría de los casos, y el nivel de calidad o resistencia.

Fundas A4 a buen precio y en oferta

Todo lo que hemos mencionado en el caso de las fundas A3 se aplica también a las A4, aunque con la particularidad de que estas tienen unas dimensiones menores. Aún así, es un tipo de funda muy apropiada porque representa el tamaño folio y nos va a proporcionar un amplio margen de cobertura para todo tipo de documentos.

Tal y como nos hemos fijado en las micras o el tipo de acabado, también tenemos que prestar atención a la cantidad de unidades que se incorporan en cada caja. Es conveniente que lo hagamos para poder adquirir el producto de mejor relación calidad-precio que encontremos.